lunes, 20 de marzo de 2017



BIENVENIDA PRIMAVERA    

Cuando empieza a hacer buen tiempo, los días son más largos, sentimos que el calor llega, empezamos a ver los aparadores con ropa de primavera, nos acordamos de qué nos tenemos que cuidar más y… de la celulitis. 

    No existen cremas ni ungüentos milagrosos. Ningún tratamiento puede eliminar total y definitivamente la celulitis, sin embargo, algunos productos junto con diferentes técnicas de masaje, alimentación y algo de ejercicio pueden reducirla.   
    Hay que ser constante, tener paciencia y el mejor consejo es sentirte bien tal y como eres.

    Los aceites vegetales y esenciales pueden ayudarnos a combatir la celulitis, los mejores son los que tienen las siguientes propiedades: Antiinflamatorias, drenantes, venotónicas, lipolíticas, analgésicas. 

    Son uno de los tratamientos de aplicación externa más saludables y eficaces.  Sus moléculas son más pequeñas que las cremas, y con el calor que se ejerce con las manos al realizar el masaje, se dilatan los poros y los principios activos de los aceites penetran mejor.

    Los aceites actúan muy rápido en nuestro organismo, en tan solo 22 segundos sus moléculas llegan al cerebro. En 2 minutos llegan al torrente sanguíneo y en 20 minutos hacen efecto en todas las células de nuestro cuerpo.

     Un aceite anticelulítico a base de aceites vegetales y esenciales, es en realidad un aceite para reducir la grasa, depurar el organismo y estimular la circulación sanguínea y linfática.

    Empecemos por los aceites vegetales, destacaré los siguientes:

+El aceite de Caléndula es recomendable para la inflamación y piernas con problemas de circulación.

+La Centella Asiática: está recomendada en cualquier alteración relacionada con la inflamación, la retención de líquidos o grasa y la mala circulación.

+El aceite de Jojoba es seborregulador.

+El aceite de Calófilo es un tónico circulatorio, drenante y protector capilar.

+El aceite vegetal de Avellana, tiene gran capacidad para depurar el organismo y además nutre e hidrata la piel en profundidad.

    Entre los aceites esenciales podemos utilizar:

+El extracto de corteza de Canela puede ser un excelente tratamiento. Actúa como un depurativo en el cuerpo, capaz de facilitar la eliminación de esas sustancias tóxicas que se acumulan en el cuerpo y provocan celulitis. Al desechar líquidos y toxinas mejora la circulación.

+Las esencias obtenidas de la presión de la piel de los cítricos, como el Limón o de Pomelo también tienen propiedades lipolíticas.

+El aceite esencial de Hinojo también combate la celulitis y los edemas.

+Otro de los aceites esenciales de elección para una sinergia anticelulitica bien completa y eficaz es el de Siempreviva, posee propiedades antiedematosas, antiinflamatorias, analgésicas y cicatrizantes. Es un potente antihematoma y protector capilar, ideal para acelerar la reabsorción de moratones y mejorar las arañas vasculares.

+El Eucalipto azul, es uno de los aceites esenciales más potentes como antiinflamatorio, y también tiene propiedades analgésicas, sino disponemos de este aceite podemos utilizar verbena exótica o lemongrass.

+Destacan como tónicos venosos y linfáticos el Lentisco y el Cedro, estimulan la microcirculación. Estos dos aceites son la mejor opción en caso de una celulitis más instaurada.

+El Ciprés también es utilizado en las formulas pues es un tónico circulatorio, descongestionante venoso y linfático. 

+El Enebro es desintoxicante, depurativo y circulatorio, elimina el exceso de agua corporal. 

+Y como podía olvidar al Romero que es también tónico circulatorio, reafirmante y diurético.

+Para dar frescor y calmar el dolor de las piernas, recomiendo el aceite de Menta Piperita.

El mundo de la aromaterapia, es fascinante. Trabajar con el alma de las plantas, me apasiona.
Cuando los utilizo en mis tratamientos compruebo los efectos positivos y confirmo mi creencia de que la naturaleza no da todo lo que necesitamos. Esto no quiere decir que no necesitemos la medicina tradicional, pues aunque trabajo con terapias naturales, las dos se complementan.

Hago mezclas adaptadas a las necesidades. Pues cada persona que se pone en mis manos es única y no todas tenemos el mismo tipo de celulitis.

lunes, 13 de febrero de 2017




La demanda creixent de cosmètica natural, ha fet sorgir molts falsos naturals. Algunes marques que presumeixen de ser naturals, realment no ho són. La imatge d'alguns productes sembla natural però estan plens de tòxics. No ho dic jo, l'etiquetatge dels seus components els delata.

Moltes vegades llegim a l'etiqueta d'un producte que és "natural", "eco", o "orgànic". Però no et deixis enganyar pel màrqueting, que sovint aprofita aquests termes per confondre.

En llegir l'INCI (sigles en anglès d'Internacional Nomenclature Cosmetic Ingredients) podem veure que l'única substància natural que té, és l'aigua.
Per exemple: una crema que contingui 98% de components derivats del petroli i només un 2% d'oli de rosa mosqueta,  a Espanya està permès que es vengui com a natural.

A l' Inci els components d'un producte, es mostren de major a menor quantitat. Això vol dir, que en els 5 primers ingredients de la llista, hi ha el 70% de la fórmula.

Al mercat podem trobar un oli vegetal d'oli d'ametlles dolces, però això no vol dir que no contingui ingredients sintètics com els parabens, derivats del petroli, colorants o perfums artificials.

La gran majoria de consumidors solen deixar-se enganyar, sense molestar-se a llegir o investigar els ingredients.

A continuació t'indico alguns dels falsos naturals que pots trobar al mercat, però vull aclarir que en cap cas qüestiono la qualitat dels productes d'aquestes marques, únicament vull destacar que venen els seus productes com naturals, quan en realitat no ho són, ja que  tenen present en la seva composició químics tòxics.

Marques com: Apivita, Aveda, Origins, Bottega verd, The Body Shop, Yves Rocher, Kiehl 's, L'occitane, Lush, Clarins, Decléor, Darphin, Korres ... són només algunes.

Una bona notícia és que cada vegada, hi ha més fabricants honestos, honrats, que elaboren productes naturals i bio de veritat, lliures de química, els components es poden llegir amb total transparència. Aquesta és la cosmètica que jo defenso.

La cosmètica convencional representada per grans empreses, només busca augmentar els seus ingressos a costa de posar en risc la salut dels consumidors. Encara que diuen que les substàncies químiques es troben en "dosis no perilloses", per a la salut, en els últims anys i amb les investigacions recents, s'especula molt sobre el potencial tòxic que posseeixen molts d'aquests ingredients.

A vegades em pregunteu perquè els productes ecològics no fan olor com els altres productes, perquè tenen una textura diferent, o perquè la seva caducitat és més curta. La resposta és senzilla: les aromes, la textura i la llarga durada dels productes convencionals és únicament el resultat de l'ús massiu de substàncies químiques nocives en la fabricació.

Després d'usar cosmètica convencional per anys, necessitem un temps per acostumar-nos a la cosmètica natural o ecològica, però el canvi val la pena. Jo ho vaig fer fa uns anys. Quan vaig començar com a massatgista en 2013. Ara no suporto les olors ni textures de la cosmètica convencional.

El motiu pel qual vaig començar a escriure el meu bloc "Cuídate sin química", és la manca d'informació i poca transparència que existeix.

Em preocupa que la gran majoria de persones dóna per fet el que passa al seu voltant, i no es para a pensar en les causes. Ja sabem que el món està en decadència, però si ens quedem plegats de braços, es posarà pitjor. L'elevada quantitat de malalties hormonals com els càncers de pit, de testicles, d'ovaris, i de pròstata, malformacions en els fetus, la diabetis, l'obesitat, pubertat preçoc, dones que volen quedar-se embarassades i no ho aconsegueixen ... encara que són molts els factors que poden contribuir a això, no vull ser pesada, però estic convençuda que entre els factors implicats, hi ha els productes químics que interfereixen en els nostres sistemes, entre ells l'hormonal. Pel que mengem, bevem, respirem i ens apliquem a la pell.

Algunes coses que pots tenir en compte:

-Cal llegir les etiquetes al dors dels productes, si la llista és molt llarga, dolent. Com més curta és la llista  millor, això indica que el producte és més natural.

-El fet que un producte tingui segell certificador de cosmètica ecològica, ens dóna garantia que es regeix per unes bases mínimes per considerar-lo acceptable.

-Presta especial atenció als cosmètics que pots ingerir, com els protectors labials o "cacaus". I els que romanen a la pell, com cremes facials i corporals.

Tens algun dubte? Preguntes? No saps per on començar o quin és el producte més adequat per a tu?

Només has d'enviar-me un mail a: juditpiqueras@gmail.com i estaré encantada d'ajudar-te a resoldre els teus dubtes.

jueves, 9 de febrero de 2017




¡QUE NO TE ENGAÑEN CON LOS FALSOS NATURALES!

La demanda cada vez mayor de cosmética natural, ha hecho surgir muchos falsos naturales. Algunas marcas que presumen de ser naturales, realmente no lo son. Hay productos cuya imagen parece natural pero están repletos de tóxicos.  No lo digo yo, el etiquetado de sus componentes les delata. 

Muchas veces leemos en la etiqueta de un producto que es “natural”, “eco”, u “orgánico”. Pero no te dejes engañar por el marketing, que a menudo aprovecha estos términos para confundir. 

Al leer el INCI (siglas en ingles de Internacional Nomenclature Cosmetic Ingredients) podemos ver que lo único natural que tiene, es el agua.
Puede que una crema contenga 98% de componentes derivados del petróleo y solo un 2% de aceite de rosa mosqueta, y esto en España está permitido que se venda como natural.   

En el Inci los componentes de un producto, se muestran de mayor a menor cantidad. Esto quiere decir, que en los 5 primeros ingredientes de la lista Inci, está el 70% de la fórmula.

En el mercado podemos encontrar un aceite vegetal de aceite de almendras dulces, pero esto no quiere decir que no contenga ingredientes sintéticos como los parabenes, derivados del petróleo, colorantes o perfumes artificiales. 

La gran mayoría de consumidores suelen dejarse engañar, sin molestarse a leer o investigar los ingredientes del producto que van a comprar.

A continuación te indico algunos de los falsos naturales que puedes encontrar en el mercado, pero quiero aclarar que en ningún caso cuestiono la calidad de los productos de éstas marcas, únicamente quiero destacar que venden sus productos como cosmética natural, cuando en realidad no lo son, ya que siguen teniendo presente en su composición químicos tóxicos.

Marcas como: Apivita, Aveda, Origins, Bottega verde, The Body Shop, Yves Rocher, Kiehl's, L'occitane, Lush, Clarins, Decléor, Darphin, Korres...son solo algunas.

Una buena noticia es que cada vez, hay más fabricantes honestos, honrados, que elaboran productos naturales y bio de verdad, libres de química, cuyos componentes se pueden leer con total transparencia. Esta es la cosmética que yo defiendo.

La cosmética convencional representada por grandes empresas, solo busca aumentar sus ingresos a costa de poner en riesgo la salud de los consumidores. Aunque dicen que las sustancias químicas se encuentran en “dosis no peligrosas”, para la salud, en los últimos años y con las investigaciones recientes,  se especula mucho sobre el potencial tóxico que poseen muchos de estos ingredientes.

A veces me preguntáis porque los productos ecológicos no huelen como los otros productos, porque tienen una textura diferente, o porque su caducidad es más corta. La respuesta es sencilla: los aromas, la textura y la larga duración de los productos convencionales es únicamente el resultado del uso masivo de sustancias químicas nocivas en su fabricación.

Después de usar cosmética convencional por años, necesitamos un tiempo para acostumbrarnos a la cosmética natural o ecológica, pero el cambio bien vale la pena. Yo lo hice hace unos años. Cuando empecé como masajista en 2013. Ahora no soporto los olores ni texturas de la cosmética convencional. 

El motivo por el que empecé a escribir mi blog Cuídate sin química, es la falta de información y poca transparencia que existe.

Me preocupa que la gran mayoría de personas da por hecho lo que ocurre a su alrededor, y no se para a pensar en las causas. Ya sabemos que el mundo está en decadencia,  pero si nos quedamos cruzados de brazos, se pondrá peor.  La elevada cantidad de enfermedades hormonales como los cánceres de pecho, de testículos, de ovarios, y de próstata, malformaciones en los fetos, la diabetes, la obesidad, pubertad temprana, mujeres que desean quedarse embarazadas y no lo consiguen… aunque son muchos los factores que pueden contribuir a esto, no quiero ser pesada, pero estoy convencida que entre los factores implicados, están los productos químicos que interfieren en nuestros sistemas, entre ellos el hormonal. Por lo que comemos, bebemos, respiramos y nos aplicamos en la piel.

Algunas cosas que puedes tener en cuenta:

-Hay que leer las etiquetas al dorso de los productos, si la lista es muy larga, malo. Cuanto más corta es la lista de componentes mejor, eso indica que el producto es más natural.

-El hecho de que un producto tenga sello certificador de cosmética ecológica, nos da garantía de que se rige por unas bases mínimas para considerarlo aceptable.

-Presta especial atención a los cosméticos que puedes ingerir, como los protectores labiales o “cacaos”. Y los que permanecen en la piel, como cremas faciales y corporales.

¿Tienes alguna duda? ¿Preguntas? ¿No sabes por dónde empezar o cual es el producto más adecuado para ti?

Solo tienes que mandarme un mail  a: juditpiqueras@gmail.com y estaré encantada de ayudarte a responder tus dudas.